ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

El Heavy y todas sus ramificaciones (Hard,Rock,Power Metal,Death Metal,Black Metal,Grunge...)
Criticas,comentarios y demas

jueves, 11 de agosto de 2011

CERRADO POR VACACIONES


Pues eso gente que nos tomamos unos días de relax hasta nueva orden, que paséis buenas vacaciones, nos vemos!!!

jueves, 4 de agosto de 2011

JUDAS PRIEST, MOTÖRHEAD, SAXON Bilbao 31/07/11



Bilbao Exhibition Centre (BEC), domingo 31 de julio de 2011. Desde las Fuerzas Armadas del Metal recibimos la llamada a filas, y sin pensarlo dos veces, nos alistamos y nos presentamos voluntarios los señores Kolikotron, Txato, y Fernando, comando de avanzadilla muy experimentado en el noble arte de beber cerveza, para disfrutar de éste triple cartel de otro tiempo, un concierto que tranquilamente podríamos haber presenciado en los lejanos años ochenta. Estas son las impresiones que de la batalla del metal tuvo cada componente del comando:



KOLIKOTRON:

La cosa ya comenzo con buen pie desde la hora de la comida, nuestro amigo Txato se casco una paella de marisco cojonuda, y asi entre unos potes vino y un buen café con hielo nos acercamos al bus a eso de las tres.
El viaje fue ameno, unas risas en el bus, una parada para tomar una cerveza, un “lirio” que echarse a la boca…en fin, cuando nos quisimos dar cuenta ya estabamos en el BEC y alli nos adentramos con la idea de pasar una noche magica.
Los primeros acordes de Saxon nos pillaron bajando hacia la pista, enfilamos hacia un lateral y alli vimos la actuación, sin agobios, cerca del escenario, esa mas o menos seria nuestra ubicación durante el concierto. El grupo liderado por Byford lo dio todo y toda la gente que estabamos alli reunida tambien.
La verdad es que me flipo Saxon, llegando el punto culminante con “Crusader”, el colega Txato puño en alto alucino, al igual que los demas con “Princess of the Night” o “Wheels of Steel”, cerrando asi una actuación memorable, genial. Solo ver la cara de Txato merecio la pena, era su grupo de cabecera y disfruto como un enano.
Pausa para mear, beber y fumar antes de volver de nuevo a la carga con Lemmy y los suyos, la organización fue cojonuda, me gusto en comparación con otros festivales, la puntualidad exquisita, y para pedir comida o bebida pues ya se sabe, lo mejor era hacerlo nada mas comenzar las actuaciones, los baños bastante bien, sin muchas colas (al menos los de tios, bueno “colas habia” pero de otro tipo, je, je), pues eso, que arrancaron los Motorhead y alli que nos adentramos hacia nuestro sitio estrategico.
Joder cuanto puto ruido pueden meter estos tres tios, Lemmy y Phil salieron ataviados con sendos gorros de cowboy, rascando cuerda sin cesar, la bateria de Mikkey Dee sono bestial, que puto animal tocando, su solo fue de lo mejorcito de la noche, impresionante, y Lemmy?? Pues que decir de el, en su tonica habitual, su voz rasgada inundo el pabellón haciendo las delicias de los numerosos fans que arrastra esta banda, el bombazo fue cuando arrancaron los primeros acordes de “Ace Of Spades”, fue la hostia, nunca han sido santo de mi devocion los Motor pero reconozco que ayer me molaron, sera cosa de las birras? Del ambientillo que habia? O quizas de las caladas de los “lirios”? no se, lo que si se es que se lo curraron y que a mi personalmente me dejaron muy buen sabor de boca.
La noche avanzaba, salimos de nuevo camino de los urinarios y de algo de refrigerio, imposible esta vez pedir un miserable katxi, nos salvo el amigo Oskar y su parienta Rosa que aparecieron como por arte de magia con un katxi de cerveza fresquito y que por supuesto gorroneamos, charlamos , reimos y nos despedimos deseandonos una feliz velada y sin prisa pero sin pausa nos volvimos a sumergir en esa marea de gente que era la pista del pabellón, un telon que cubria todo el escenario con la palabra “Epitaph” nos daba la bienvenida esperando lo que alli iba a suceder en unos minutos…y sucedió.
Judas planteo un concierto distinto, Halford presentaba los trabajos mas representativos del grupo y los temas se iban sucediendo, asi fueron sonando cortes de albums como “Nostradamus”, “British Steel”, “Angel of Retribution”, “Sin After Sin” y un largo etcetera que hacian las delicias de los alli presentes, nuestro colega Txato reclamaba una y otra que Halford apareciera por el escenario con la moto que le dio mas de un dia de gloria en el pasado y sus deseos se cumplieron.
La gente flipo y coreo temas como “Turbo Lover” o “Painkiller”, Halford soberbio a la voz, un tono altisimo, reventando timpanos y de KK Downing que? Pues que personalmente ni le eche de menos, la verdad, que para mi es historia y que actualmente los Judas son grandes con KK Downing y sin KK Downing.
Concierto grande, muy grande, “We Are The Champions” dio fin a la velada, las luces del pabellón se encendieron y poco a poco fuimos saliendo hacia la noche de Bilbao camino del bus que nos llevaria de vuelta hacia Iruña, acabe reventado, cansado como nunca, ya en el bus me dio el tabardillo y tuve que usar una de esas bolsas para el mareo, por cierto los asientos de la compañía “Fonsseca” son una puta mierda, incómodos hasta decir basta pero suficientes para echar una cabezada de camino a casa.
Son las cuatro de la mañana, llegamos por fin a la Txantrea, atrás dejamos mas de doce horas desde nuestra salida, ha estado bien , muy bien, “a gusto” como diria el Txato, ojala repitamos pronto....



TXATO:

31-07-11, fecha difícil de olvidar, gran evento del Heavy Metal… SAXON, MOTORHEAD Y JUDAS PRIEST (Bizkaia Arena-BEC-Barakaldo). Un servidor estuvo junto a Fernando y Koli.
12:05 h.. Suena el móvil. El Koli nervioso “¿dónde andas?”, habíamos quedado para hacer la paella. Se hizo la paella, salió cojonuda, nos comimos a dos platos por barba, nos pusimos moraos.
15:00 h. Cogimos el autobús, organizado por Divertis. Directos a Barakaldo. Después de una parada, llegamos al destino sobre las 18:00 h, más o menos. Nos tomamos unas cañas mientras nos situábamos en el pabellón. El ambiente era de la hostia.
SAXON: Para mí estuvieron como esperaba, bien. Peter “Biff” Byford dando el callo con su majestuosa voz, canta como siempre, el tío.
MOTORHEAD: Joder, me sorprendieron con ese ROCK energético, básico, sucio y ruidoso. No los había visto nunca en directo. Lemmy es el puto jefe, pero que decir del batería, eso sí que fue la sorpresa. ¡¡Vaya caña!! ¡¡Que velocidad de golpeo!! Increíble, fantástico, me gustaron mogollón.
JUDAS PRIEST: Que decir de ellos, siguen siendo grandes. Rob halford aguantando su voz como un jabato, y la puesta en escena genial. Me gustaron mucho.
Amigos, no se a vosotros, pero a mí se me hizo corto el concierto. Que decir más!!!. Vuelta a casa en el autobús, satisfecho. AGUSTO…..



FERNANDO

SAXON: Increíble concierto el que dieron Biff Byford, Paul Quinn y sus compinches. La verdad es que los había visto un par de veces en los últimos años, en dos situaciones totalmente diferentes, una en un festival de Zaragoza a plena luz del día y con un calor abrasador, y otra en el Kobetasonik festival a las 3,00 de la madrugada cuando ya estábamos todos más muertos que vivos, así que imaginaos la experiencia. Pero lo de Bilbao fue otra cosa, un gran pabellón, la banda en su salsa, con Biff manejando al público a su antojo con un simple movimiento de brazos, ese chorro de voz que todavía conserva, y un sonido potentísimo. Princess Of The Night, Denim & Leather, Heavy Metal Thunder, Motorcycle Man, Crusader, Wheels Of Steel…. Impresionante.
Canción que no tocaron y me hubiera gustado escuchar: “Strong Arm Of The Law”

MOTORHEAD: Subieron al escenario, se presentaron, tocaron, arrasaron con lo que se les puso por delante, nos dejaron los oídos temblando, y se marcharon. Así de simple. Lo suyo nunca ha sido el Heavy Metal al uso, aunque la audiencia heavy los adora. Como muy bien se encargó de recordar Lemmy en un par de ocasiones: “we are Motorhead, and we play Rock & Roll”. Eso sí, ellos tocan el Rock And Roll más duro, sucio, macarra, ruidoso y marchoso del planeta tierra. ¿Momentos inolvidables? El comienzo con Iron Fist, Stay Clean y Get Back In Line de un tirón, Metrópolis, Kill By Death, Ace Of Spades, la locura final de Overkill, así como la actitud de una leyenda viva como Lemmy, un tío que con 65 años sigue rockeando como si tuviera 20 (aprende Ozzy), y mención especial para Mickey Dee a las baquetas, una bestia. De hecho, su batería todavía está tambaleándose…..
Canción que no tocaron y me hubiera gustado escuchar: “We Are The Road Crew”, o “Born To Raise Hell”

JUDAS PRIEST: Los dioses del Metal. Fue aparecer en escena Rob Halford, y volverse loca la audiencia. Y además dieron comienzo con una canción que un servidor nunca esperaba poder escuchar en vivo y que es de mis favoritas: Rapid Fire, con un Halford amenazante balanceándose con el pie de micro y cantando a un gran nivel. Había leído por ahí que ya no daba la talla en directo… en fin, no tiene 30 años, pero doy fe de que su voz está en plena forma y sabe administrarla (sólo en You’ve Another Thing Comin’ decayó un poco). O quizás se referían a sus movimientos escénicos, la verdad es que Halford nunca ha sido de echar carreras por el escenario (y ahora a su edad menos), lo suyo es pasearse con chulería, y jugar con el vestuario y los elementos escénicos, en especial con la moto. Y eso es lo que hizo en Bilbao. Su sola presencia en el escenario sirve para desatar la locura entre el público y dejar en ridículo a más de un vocalista. Es un icono, una leyenda. ¿Los mejores recuerdos? Rapid Fire/Metal Gods tocadas de tirón al comienzo, Victims Of Changes con unos alaridos de Halford increíbles y solo de Glen Tipton entre medio, Prophecy con Rob actuando encorvado enfundado en una sotana metálica y enarbolando el bastón con el símbolo de la banda, The Green Manalishi, The Hellion/Electric Eye, Hell Bent For Leather y la moto (apoteósico momento protagonizado por el Txato, decía que si no saía la moto, él no se marchaba), Breaking The Law cantada por la audiencia, algo de lo que ya habían avisado en entrevistas, y que una jovencita que había delante mía interpretó como un signo de flaqueza en Halford “si es que no puede…” decía la chica, en fin…. Pero con las que me lo pasé de miedo fue cantando a grito pelado con Turbo Lover, y el fin de fiesta de Living After Midnight con Rob enfundado en la ikurriña. Si éste verdaderamente es el final de Judas Priest en directo, por lo menos se retiran dejándonos un gran recuerdo. Ah, por cierto, no escuché a nadie (y mira que había gente alrededor) acordándose de KK Downing. A nadie.
Canción que no tocaron y me hubiera gustado escuchar: “Freeweel Burning”.
Resumiendo: Un gran día y una gran noche, nos lo pasamos de miedo, cantamos, bebimos, fumamos, y pasamos una velada “agusto, joder… agusto” como diría el amigo Txato. A ver cuando repetimos……






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...